NewsPopuli Televisión Radio Prensa Internet El FIB se estrena con poco acento español
NewsPopuli Televisión Radio Prensa Internet
LA INFORMACIÓN DE LOS MEDIOS
Cerrar noticia

El FIB se estrena con poco acento español

13/07/2012
El Festival Internacional de Benicássim inaugura su 18ª edición tiñéndose de negro con el sonido de The Horrors

El Festival Internacional de Benicássim (FIB) ha dado su pistoletazo de salida y parece que aún no ha rozado la crisis. Mientras que festivales musicales celebrados en otros países en situaciones económicas complicadas no han logrado sobrevivir, el FIB sigue acaparando seguidores, aunque este año han sido menos los españoles que se han animado a formar parte de la 18ª edición del festival.

Con un cartel cada vez más ecléctico, el FIB pretende atraer a públicos de todos los estilos, ofreciendo no solo una sólida propuesta musical, sino también actividades de ocio.

Aún así, su 18ª edición ha empezado con mal pie: el jueves era el día inaugural y su apuesta más atractiva, Florence+The Machine, cancelaron su visita. Esto hizo que se acercaran al festival 10.000 asistentes menos que el año anterior, teniendo que conformarse como artista principal con The Horrors, que presentaba su tercer álbum. De esta forma, el sonido electrónico se erige como el sonido predilecto de la jornada de apertura, y el público pareció disfrutar de lo lindo.

Otra apuesta muy interesante de la jornada de ayer fue la de Zola Jesus, una joven estadounidense de metro y medio de altura que iba para cantante de ópera y decidió prescindir de los trajes de gala y los grandes teatros para pisar los escenarios en contacto directo con su público. Acompañada de un sintetizador, un violín y una batería, puso la piel de gallina al público con su chorro de voz, su estilo neogótico y su energía desenfrenada sobre el escenario.

Con todo esto, el FIB se ha inaugurado con menos asistentes de lo habitual y con menos acento patrio, de forma que el público no vibraba ante las exclamaciones “¡Qué pasa de España!” que los artistas dedicaban a los espectadores.

Las esperanzas hoy están puestas en Bob Dylan y los Stone Roses, con los que se espera atraer a más gente y a más público español a un festival de leyenda que, aunque no haya fracasado, sí que no ha conseguido un sold out. Las razones a esto pueden buscarse en varios campos: la crisis, por la que los melómanos tienen menos dinero para gastar o más miedo a gastarlo; un cartel tal vez menos comercial que de costumbre; o el festival BBK de Bilbao, que tiene lugar en las mismas fechas que el FIB con estrellas invitadas de la talla de Radiohead o The Cure.

Twitter