NewsPopuli Televisión Radio Prensa Internet Fele Martínez, el Marqués de Vergara en ‘Gran Hotel’, habla sobre la segunda temporada de la serie
NewsPopuli Televisión Radio Prensa Internet
LA INFORMACIÓN DE LOS MEDIOS
Cerrar noticia

Fele Martínez, el Marqués de Vergara en ‘Gran Hotel’, habla sobre la segunda temporada de la serie

28/09/2012
“Se preparan muchísimas sorpresas”

‘Gran Hotel’ (Antena 3) fue uno de los estrenos estrella de la pasada temporada y ahora se prepara para abrir sus puertas de cara a la segunda. La fecha elegida es el 3 de octubre, compitiendo directamente con ‘La Voz’ (Telecinco), aunque basándose en los datos de audiencia que les precede dicen no temer a nada.

El final de la primera temporada dejó abiertas muchas incógnitas por resolver: la relación entre Alicia y Julio, la muerte de Cristina Olmedo, el intento de asesinato de Andrés, el falso embarazo de Sofía... Muchas cuestiones que serán tratadas en la segunda temporada de la ficción.

Otra de las novedades de la serie es la incorporación de nuevas personalidades del mundo del teatro y la televisión como son Juan Luis Galiardo, Lydia Bosch, Víctor Clavijo o Silvia Marsó.

Aprovechando el inminente estreno de la segunda temporada, Fele Martínez, que interpreta al marqués Alfredo Vergara, marido de la hija de Doña Teresa, dueña del hotel, ha respondido a algunas cuestiones en relación a las sorpresas que nos tienen preparadas, pero se muestra reacio a desvelar ningún detalle. Además habla de la obra de teatro que compagina con ‘Gran Hotel’, ‘Amigos hasta la muerte’.

¿Qué nos puedes adelantar de 'Gran Hotel'?
Mucho. Te podría avanzar todo, pero luego tendría que matarte [risas]. Aunque os adelanto que desde el punto de vista de mi personaje, el marqués no va a ser tan pusilánime. Va a empezar a sacar las uñas y algún que otro colmillo. Se preparan muchísimas sorpresas.

¿Coincidiste en las grabaciones con Jose Luis Galiardo?
Si. Grabando tuvimos alguna escena en común, pero coincidíamos más en camerinos. Ha sido una grandísima pérdida tanto para el oficio como para la serie.

¿Ocupará tu hijo el puesto que se merece?
Esa pregunta tiene una fácil respuesta: hay que ver la serie.

¿Disfrutas más el lado cómico que el drama?
La verdad es que sí. Siempre es más bonito hacer reír que llorar. Aunque a mí lo que realmente me gusta es interpretar. Puedo sentir más afinidad hacia la comedia que hacia el drama, pero cuando tienes un buen texto entre manos, da igual. Si tuviera que ser radical y elegir, me quedaría con la comedia. El sonido de un patio de butacas riéndose es impresionante.

¿Qué fue lo que más te llamó la atención cuando Javier Veiga te propuso el papel?
Primero me alegró mucho, porque Javier y yo estudiamos en la misma escuela, él estaba en tercero cuando yo entré en primero, con lo cual es más mayor que yo [risas]. Entonces me pasó el texto y me lo pasé muy bien. Nunca me había pasado eso de estar leyendo un texto y reírme mientras lo leo. Eso me animó muchísimo para aceptar el personaje.

¿Cómo compaginas los rodajes de 'Gran Hotel' con las obras?
Afortunadamente, muy bien porque la obra es a partir de tarde-noche. Tengo que estar como muy tarde sobre las siete y media en el teatro y hace ya un rato que he terminado de grabar. Es quitarme el atuendo de marqués y ponerme el atuendo de tarao. Empiezo como Alfredo de Vergara, pasando por Fele y terminó como Nacho Valdivia.

¿Podrían tener algo en común Nacho y Alfredo ?
La perilla [risas]. No tienen nada en común. Son personajes, personas y tipos de personalidad totalmente opuestos. Alfredo es un tipo muy comedido, muy correcto, preocupado por el qué dirán y muy responsable de sus actos.

Nacho es todo lo contrario. Irresponsable, juerguista, va saltando de una cosa a otra. No acaba de encontrar su camino y por lo tanto, está dando bandazos constantemente por el mundo.

¿Te imaginas a Alfredo en el bar de 'Amigos hasta la muerte' y a Nacho en el 'Gran Hotel'?
Sería maravilloso. Aquí Alfredo sería como un pulpo en un garaje, sería algo anacrónico, algo fuera de lugar. Por el contrario, Nacho en el Gran Hotel sería un escándalo. Se haría con todo el servicio. Nacho, siendo como es, no dejaría títere con cabeza.

Twitter